domingo, 5 de abril de 2015

El Camino del cielo, Riglos

Hola amig@s!!!

El miércoles pasado, a última hora de la tarde decidimos ir a pasar el día siguiente a los Mallos de Riglos.

Preguntamos a nuestro amigo David que suele ir a entrenar allí, que nos diera alguna recomendación para visitar esa zona.

Nos indicó el llamado, Camino del cielo, un recorrido que sale desde el mismo pueblo de Riglos, con 5,5 kilómetros circulares alrededor de Los Mallos.

Antes de continuar con mi crónica, poneros al día un poco con lo que son estas verticales paredes...

Los Mallos de Riglos son unas formaciones geológicas situadas en la localidad de Riglos, provincia de Huesca, alcanzan los 275 metros de altura máxima se caracterizan por sus grandes paredes verticales, en la que los amantes a la escalada disfrutan "de lo lindo".





































Una vez preparada la excursión, hable con mi compañero y amigo Rodrigo, que junto a su mujer se apuntaron a la salida.

El día amaneció fresquico, pero habíamos mirado en internet que llegaríamos a los "veintitantos" grados, y así fue, en cuanto aparcamos en el pueblo y arrancamos a andar me empecé a quitar ropa.






Empezamos a alejarnos de la urbe por el camino indicado, dejando atrás el pueblo, que parecía minúsculo ante los imponentes Mallos.





 Cuando empezamos a ascender de forma más pronunciada comenzó un "zigzag"...,








 ...que nos llevo rápidamente a gran altura, las vistas espectaculares, desde donde divisamos incluso el Moncayo.


















Media hora de camino más tarde, llegamos  al lo alto del recorrido, ya habíamos salvado 397 metros de desnivel, donde encontramos una pequeña pradera con gente descansando y un mirador, estábamos en "El Cielo".






Después de descansar un poco, descendimos por la otra cara del conjunto geológico, donde pudimos disfrutar de unas vistas más impresionantes que las del ascenso.






Vas apreciando que llegas al final cuando te encuentras en medio de un "Circo de Gigantes", que te van despidiendo a tus espaldas conforme entras en el pueblo de Riglos.










La andada terminó en el refugio del pueblo echando un bocado y unas jarricas.



Antes de encaminarnos hacia casa, hicimos una parada en el castillo de Loarre al que no entramos, pero fotografiamos por fuera.








Espero que os haya gustado la excursión...

NOS VEMOS!!!!



2 comentarios:

  1. La meca de la escalada... gracias por compartirlo. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Franeto..., y a ti por leerme...

    ResponderEliminar

Recuerda pinchar en "anonimo" en el desplegable de abajo (comentar como), si no estas registrado en ningun servidor.